Ventana v8.0

Reprueba Oposición política económica de AMLO

OPOSIcion

El PRI, PAN, PRD y MC en Senado censuraron el optimismo del Gobierno federal que pronosticó un crecimiento de 4.6% para el próximo año.

«Dicen que locura es hacer lo mismo y esperar resultados diferentes. Locura también es negar la realidad que nos muestran los datos y cifras oficiales», resumió la panista Minerva Hernández.

«Locura es insistir en que todo es culpa del neoliberalismo, de la corrupción o de los conservadores, cuando ya son 20 meses de ejercicio de Gobierno en el que los resultados han sido desastrosos para la población, en su bolsillo, en su salud y en su integridad física y patrimonial».

Locura, señaló, «es pedir de nuevo a los mexicanos que tengan confianza, que ya pasó lo peor, cuando México enfrenta una crisis más grave que la del 95 o la de 2008».

Por el PRI, el senador Mario Zamora consideró que era necesario decir las cosas como son: «La crisis que estamos viviendo se ha originado desde el día 1 de esta Administración. En el 2019, el crecimiento del PIB fue del menos 0.1, y no lo estoy diciendo yo, fue INEGI quien lo dijo».

«Sumándose a esta recesión los efectos de la pandemia, agravaron aún más el declive económico, en combinación hay que decirlo, con erráticas políticas económicas, poco inteligentes, poco responsables y poco viables. Con ello, la triste y célebre cita: ‘la pandemia nos cayó como anillo al dedo’, sí y solo sí, se busca con ello justificar lo mal que vamos y lo mal que íbamos».

Zamora recordó que antes de la pandemia, el IMSS había reportado que desde el inicio de la Administración hasta diciembre de 2019, el empleo formal registró una pérdida de más de 382 mil puestos de trabajo.

«Y ya con la pandemia, se habla, según Banco de México, entre 12 millones tanto puestos formales como informales en desempleo», añadió.

El senador independiente Emilio Álvarez Icaza dijo que resultaba «inverosímil» que un Gobierno que se dice de izquierda no hubiese implementado un ingreso básico universal para los miles de trabajadores que perdieron su empleo a causa del Covid-19.

En tanto, la bancada de Morena salió en defensa y denunció el saqueo de las arcas públicas a manos de políticos que se convirtieron en criminales.

El senador Alejandro Armenta recriminó a la Oposición el manejo discrecional de recursos presupuestados a fideicomisos públicos y a empresas fantasma.

«Al saqueo que se institucionalizó por el poder político, por el crimen, por los grupos delincuenciales más peligrosos que ha tenido México».

Afirmó que esos grupos «son los delincuentes que están en el poder, los políticos que se hicieron delincuentes y los delincuentes se hicieron políticos y se disfrazaron de empresarios y saquearon este País.

Información: Reforma

A %d blogueros les gusta esto: