Ventana v8.0

Olvidan Covid y desbordan actos de AMLO

actos amlo cabeza de vaca

En plena pandemia por Covid-19 y sin sana distancia, cientos de simpatizantes del Presidente Andrés Manuel López Obrador y del Gobernador Francisco Cabeza de Vaca se movilizaron en Matamoros y Reynosa para asistir a los actos de inauguración de un polideportivo, un mercado y una Unidad de Medicina Familiar.

Algunos incluso llevaban puestas playeras y banderas con las insignias de Morena, partido al que pertenece López Obrador, entre ellos personal médico que revisaba a los asistentes al evento realizado en la Colonia Ampliación Solidaridad, en Matamoros, un sector de alta marginación.

Al ver a más de las 2 mil personas que no guardaban distancia y muchos no portaban cubrebocas, el Presidente los conminó a retirarse.

«La verdad, me siento apenado, muy apenado porque no debió hacerse este acto, estamos en plena pandemia todavía, y tenemos que cuidarnos todos, de modo que no voy a tardarme mucho porque quiero que guarden sana distancia y que se vayan retirando, se los digo con todo respeto, tenemos que cuidarnos, la salud es primero», dijo López Obrador a la multitud que se encontraba afuera del polideportivo.

«Yo sé que hay mucha pasión, muchos deseos de participar, pero tenemos todo el tiempo por delante y nos vamos a seguir encontrando».

Los asistentes corearon «¡Es un honor estar con Obrador!», una frase que se utilizó durante la campaña presidencial de 2018.

A los simpatizantes del Mandatario federal se sumaron otros grupos, como el de los trabajadores eventuales de la Secretaría de Salud, quienes lanzaron consignas en demanda de plazas para médicos y enfermeras.

También llegaron productores agrícolas que pidieron apoyos y precios justos para sus cosechas de sorgo y maíz.

El evento comenzó a las 16:00 horas, pero desde las 10:00 horas ya había personas en las afueras del multideportivo, al que sólo se permitió el acceso a 50 asistentes.

Otros se subieron a los techos de las casas para mostrar su apoyo o hacerle patente sus demandas, como los miembros del movimiento 20/32, que pidieron un sindicalismo libre.

En el discurso de apenas 3 minutos, el Mandatario federal prometió regresar pronto a esta ciudad fronteriza.

«Guarden distancia, tenemos que seguirnos cuidando, ya me voy, pero voy a regresar pronto con ustedes y quiero estar allá con ustedes, abrazarles, tomarme fotos, porque los quiero de verdad, le tengo un profundo amor al pueblo de México», expresó.

«Pero no lo podemos hacer todavía, no podemos estar juntos, tenemos que guardar distancia porque tenemos que cuidar nuestra salud, un abrazo virtual, un abrazo como si nos lo estuviésemos dando, así cariñoso, fraterno, amor con amor se paga».

Posteriormente, el Presidente llegó a las 17:30 horas a Reynosa y junto con su comitiva se dirigió a la Unidad de Medicina Familiar 7 del IMSS para un recorrido, lugar donde también aguardaban cientos de simpatizantes, en su mayoría de Cabeza de Vaca.

En la explanada, donde una malla ciclónica dividía al público de los políticos, cortaron el listón de la obra.

En la supervisión participaron el Gobernador, la Alcaldesa de Reynosa, Maki Esther Domínguez, y el director del IMSS, Zoé Robledo.

A su salida, simpatizantes del Gobernador tamaulipeco lanzaron porras. Ninguno de los funcionarios dio mensaje.

Información: Reforma

A %d blogueros les gusta esto: