AMLO ha estado errático y se reflejó en las encuestas: Claudio Flores Thomas

Durante las últimas semanas se ha registrado un comportamiento errático de la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador, lo cual es un reflejo del comportamiento de las mismas características en su comunicación, expuso el vicepresidente de la consultora Lexia, Claudio Flores Thomas.

El experto en consultoría basada en análisis de mercados, tendencias y motivaciones explicó que, hasta principio de marzo, cuando ya se habían registrado los primeros casos de Covid-19 en el país, el presidente tenía un discurso cuyo mensaje era, no hay problema. Pedía a la gente que se abrazara y asistiera a los restaurantes o decía que estampas religiosas lo protegían.

De acuerdo con el especialista, todo ese ruido comunicacional generó que se enviara un mensaje de contradicciones, no solamente entre el presidente y su subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, sino entre gobiernos.

“La posición del presidente ha sido errática, ha dado bandazos, ha dado giros, se ha contrapunteado con sus propios expertos y eso detonó un comportamiento errático de su aprobación”, refirió.
Flores Thomas llamó la atención en que eso ocurre en un contexto de un país que es altamente vulnerable tanto a los efectos sanitarios de la pandemia, como los económicos, debido, entre otros factores, a que el gobierno no ha hecho un manejo adecuado de ambas crisis.

En el caso de la emergencia sanitaria, los hechos parecen no gustarle al presidente, pero están a la vista y no pueden negarse. Desde las quejas por la falta de insumos, hasta el desmantelamiento del sector salud, lo cual se produjo desde antes de que llegara esta administración federal.

En la parte económica, añadió, están los análisis de los expertos que señalan que este gobierno es una de las pocas excepciones en el continente en no implementar medidas contra cíclicas con el argumento de que no se van a rescatar a los empresarios.

Abrió pleitos con diferentes actores sociales
Asimismo, destacó que, en medio de la pandemia, el gobierno abrió pleitos con distintos sectores de la población, incluidos los médicos.

“La paradoja es que, si bien los mexicanos siempre nos habíamos unidos en la tragedia, como ocurrió en los sismos que ocurrieron en distintos años, ahora López Obrador va a pasar a la historia por ser el primer presidente que nos divide en la tragedia”, indicó.

Destacó que la pandemia del Covid-19 es la primer tragedia que los mexicanos estamos enfrentando divididos, fruto de un discurso de división, polarización y confrontación, emitido desde el gobierno de la República lo cual no le hace bien al país en un contexto donde es necesario estar juntos y enfrentar colectivamente un reto como el que representa la mayor tormenta sanitaria y económica de este siglo.

En ese sentido mencionó que en México tenemos un liderazgo que deja mucho qué desear y que nos divide.

Dijo que el presidente es muy bueno para la comunicación, pero parece que más bien, es muy bueno para la comunicación en campaña. Parece que, como jefe del Ejecutivo, se comenzaron a notar las falencias, los errores graves y las debilidades.

Eso se debe a que, en un afán de ser hegemónico en su comunicación, ha recurrido a una estrategia de comunicación que consiste en dedicar muchas horas de su día a estar comunicando. El problema es que parece que se está agotando su modelo y cada vez más mexicanos están en desacuerdo con su gestión de las crisis sanitarias y económicas.

En ese sentido llamó la atención en que el mandatario no es un político que se distinga por cambiar su estrategia de comunicación.

Por Diego Badillo

Anuncios
Instagram did not return a 200.
A %d blogueros les gusta esto: