Sin categoría

Novio entra a cirugía cerebral el día de su boda; se casa en el hospital.

Timothy Berty no quiso hacer esperar a la novia, y tras haber entrado a cirugía cerebral el día de su boda, decidió casarse en el hospital. 

Dos días antes de su boda, Timothy Berty, de 25 años y residente de Pittsburgh, Estados Unidos, comenzó a comportarse extraño. Con dolores de cabeza intensos, un sueño arrollador que lo hacía quedarse dormido en las mesas y suelo, entró a cirugía cerebral en pleno día de la ceremonia, así que tras la operación, decidió casarse en el hospital.

El hombre permaneció en coma varias horas, pero cuando despertó, lo primero que hizo fue mirar fijamente a Jessica Dhans, su ahora esposa de 30 años, y pronunciarle las siguientes palabras: «Tú y yo para siempre». Acto seguido, pidió a su familia que le ayudaran a preparar todo para comprometerse con ella en su cuarto de hospital.

Tras una cirugía cerebral, se casa en el hospital para no hacer esperar a la novia
La pareja se conoció en 2013 y se juró apoyarse incondicionalmente un año después. Así, comenzaron a planear la boda sin darse cuenta que ya habían pasado 5 años desde aquél momento, por lo que recientemente decidieron que ya era hora. Sin embargo, no esperaban que el día más esperado de sus vidas, se convertiría en una tragedia.

«Estábamos preparando la estación de bomberos y él seguía durmiendo, me preocupé pero no le di mucha importancia. Después, cuando se pudo realmente mal, no estaba pensando en la boda, sino en si era enserio lo que estaba pasando». Jessica Dhans, la esposa.

Al novio le diagnosticaron una infección sinusal que se había extendido al cerebro, causándole un absceso (acumulación de pus) que debía tratarse de emergencia. Cuando Timothy entró a cirugía, su madre pidió a los invitados que acudieran a la estación de bomberos y disfrutaran de la comida y la fiesta que ya tenían preparadas para ellos, pues estaban seguros de que su hijo despertaría y querría eso.

La boda estaba programada para la una de la tarde, y Timothy despertó a las tres. Estaba molesto porque no pudo asistir a la ceremonia, así que una semana después se casó con su mejor amiga. Las enfermeras lo ayudaron a ponerse guapo, y su amiga, una ministra ordenada, fungió como juez.

«Jessica nunca se apartó de mi lado, se quedó conmigo, estuvo allí todo el tiempo. Realmente sabía que esta era la chica con la que necesitaba casarme. No soy tan activo como quiero ser, pero se siente genial ser un hombre casado. Estoy feliz de haber encontrado a mi pareja perfecta», dijo el novio.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.