Ventana v8.0

Diputados de Morena EDOMEX aprueban quitar seguridad y asesores a exgobernadores del PRI.

Ya no más gastos personales a costa de los Mexicanos.

Por unanimidad, el Congreso local eliminó privilegios a los ex Mandatarios, los cuales incluyen elementos de seguridad y personal administrativo.

Enrique Peña Nieto, Arturo Montiel, César Camacho, Emilio Chuayffet, Ignacio Pichardo Pagaza y Alfredo Baranda dejarán de contar con los 33 elementos de seguridad del Centro Estatal de Seguridad.

Además de que cada uno tenía derecho a seis empleados administrativos pagados en la nómina estatal.

El dictamen, que surgió de una iniciativa presentada por la diputada de Morena, Azucena Cisneros, abroga el decreto 87 del 18 de julio de 1945, en el cual se afirma que los ex Gobernadores podrían recibir «premios y recompensas por los servicios eminentes o importantes que prestó».

Arropado en ese documento, el Gobernador Pichardo Pagaza decretó el 7 de mayo de 1993 que todos los ex mandatarios al finalizar su periodo podían contar con personal administrativo y de seguridad.

Con la abrogación, ese beneficio que tuvieron durante 26 años los Jefes del Ejecutivo estatal quedará anulado.

«Lo tendrá entendido el Gobernador del Estado, haciendo que se publique y se cumpla», advierte el documento aprobado ayer.

El decreto de 1993 establece que al día siguiente de dejar la Gubernatura, el ex mandatario tendrá derecho a un jefe de ayudantes con categoría de subdirector, un chofer, una secretaria y tres ayudantes adicionales.  

También tenían derecho a cinco elementos de seguridad, desde comandantes, oficiales y policías, cuyos sueldos van de los 10 a los 15 mil pesos.

«En dichos ciudadanos han recaído sucesivamente las altas responsabilidades de velar por el cumplimiento de normas, leyes y reglamentos, y de conducir y dirigir la Administración pública, mirando por el bien y la prosperidad del Estado», argumenta esa disposición de hace 26 años.

El documento también advertía que dichos beneficios quedaban suspendidos mientras el ex Gobernador asumiera una posición que le permitiera contar con seguridad.

Como sucedió con el entonces Presidente Enrique Peña Nieto, quien por seis años fue protegido por el Estado Mayor Presidencial.

Sin embargo, el 1 de diciembre, en su casa de Las Lomas, se observó a elementos del Centro Estatal de Seguridad. El ex Mandatario pidió a algunos de sus escoltas y ayudantes que lo acompañaron en la Presidencia, seguir con él.

Para Cisneros a esos políticos priistas se les regala un beneficio que ellos nunca les pudieron garantizar a los ciudadanos: la seguridad las 24 horas del día.

«La existencia de estos “premios” para ex funcionarios públicos son el símbolo más evidente de los abusos y excesos que se hicieron costumbre en un régimen que fue rechazado y derrotado en las urnas», dijo ante el pleno del Congreso.

Con Información de Zócalo Virtual

A %d blogueros les gusta esto: