En un encuentro privado, realizado en sus oficinas de la colonia Roma, López Obrador atajó los cuestionamientos del grupo de dirigentes respecto a la evaluación y les aseguró “eso ya está” lo mismo que la desaparición del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE).